Geosintéticos: Más durable, más específico y protege el medio ambiente

Portada > Medio Ambiente >
21 Junio, 2017

El uso de esta tecnología favorece directamente a la preservación del medio ambiente en los diferentes procesos de la operación de una mina. Evita la contaminación de las aguas subterráneas y previene la utilización indiscriminada de materiales no re

Con el fin de mejorar los procesos en la minería y sobre todo realizar una minería renovable que proteja el medio ambiente, muchas empresas mineras están invirtiendo en suministros que le permitan proteger extensas áreas de terreno y suelo.

Actualmente los proveedores mineros están ofreciendo un material denominado geosintético, el cual permite mejorar las propiedades del suelo, ya que poseen propiedades mecánicas e hidráulicas, útiles para ciertos tipos de suelos que se encuentran en el desarrollo de la unidad minera.

Este material facilita la ejecución de proyectos de ingeniería civil y geotécnica, aun en las condiciones más difíciles. Su aplicación es amplia en procesos de lixiviados, drenaje de ácidos efluentes, reforzamiento de taludes, control de erosión y demás actividades mineras.

Este material impermeabilizante se fabrica de material sintético. En el ámbito local los más moderno son Geomembranas (HDPE, LLDPE y PVC), Geotextiles No Tejidos, GCL, Geodrenes, Geomallas y Geocompuestos; como también puede ser una combinación de estos elementos cuando resulte pertinente y técnicamente eficiente.

Un factor importante, además de la confección del material, es el control riguroso en la instalación de los geosintéticos os cuales se desarrollan con una alta tecnología en la verificación de procesos de soldadura, unión y sellado de materiales.

Una de las ventajas del uso de estos polímeros es el costo de su preparación e instalación. Las empresas mineras, en general, reconocen que han reducido sus costos en la compra e instalación de los geosintéticos.

Entre sus características funcionan como barrera contra la erosión de suelos, manto drenante en reemplazo de estratos de material granular, muy resistente ante la mayoría de agentes químicos, permiten la construcción de taludes de gran inclinación, entre otras ventajas.

La aplicación de esta tecnología contribuye directamente con la preservación del medio ambiente en diversos procesos de la operación de una mina, al evitar la contaminación de las aguas subterráneas, así como la utilización indiscriminada de materiales no renovables.

En los últimos dos años la comercialización de este producto ha tenido un gran crecimiento, hasta la fecha se han vendido poco más de 1 millón de metros cuadros (m2). Estos materiales han superado en costo y resistencias a los antiguos y tradicionales barreras construidas con arcilla o grava. Los geosintéticos son de menor costo, simples de instalar y garantizan un bajo impacto al medio ambiente, además este material es más eficaces, más durable, más específico y tienen mayor sostenibilidad.